martes, 11 de mayo de 2010

LA COMPLEMENTACIÓN


CAPÍTULO I



LA COMPLEMENTACIÓN

“Complementación” es la palabra singular más importante en el estudio de relaciones humanas porque es una palabra simbólica del arquetipo de los intercambios vibratorios que hacen que la relación sea lo que es. Su vida es polaridad; sus dos macrocosmos básicos son lo masculino y lo femenino. Todos los patrones básicos de
relación humana (marital, fraternal, padres a hijos, etc.) representan un patrón específico de complementación en acción como “igniciones” de conciencia vibratoria humana.
La persona cuyas cualidades vibratorias no contienen nada a lo cual nosotros reaccionamos en nuestros sentimientos subconscientes es aquella hacia la cual somos indiferentes; en tales contactos casuales nos encontramos con esa persona solamente en la dimensión de tiempo-espacio. La falta de ignición vibratoria mutua despoja del contacto todo lo que pudiera conducir a la relación. La ignición hecha por una persona sobre el cuerpo vibratorio de otra hace que la persona “encendida” reaccione con sentimientos
subconscientes; por sus reacciones ella identifica subconscientemente el contacto por cierta clase de palabra de relación. Careciendo de mutualidad, la “cualidad de relación” existe solamente en su propio sentimiento.
No obstante, cuando meditamos sobre el tema de nuestra facultad de reacción subconsciente, reconocemos una cosa extraordinaria: nosotros como “mecanismos reactivos”, reaccionamos hasta cierto punto a casi todos los otros seres humanos. Si caminamos por una calle bulliciosa de una ciudad, pasamos y nos cruzamos con numerosas personas; a menos que estemos intensamente preocupados con algún cuadro mental enfocado, reaccionamos ligeramente a impresiones de rostros, rasgos, cuerpos, trajes,
modos de andar, deformidades, bellezas y acciones de otros; aún una honda preocupación puede ser agitada cuando entramos al campo vibratorio de alguien que coincide notablemente con alguna de nuestras imágenes internas de relación - nuestra atención
“irrumpe en la percepción” de semejante persona y nosotros experimentamos una reacción de sentimiento. Esa reacción de sentimiento es conciencia de relación porque uno de
nuestros cuadros de relación subconsciente ha sido “encendido” al menos por un momento.
Esa persona - por otro lado un perfecto desconocido a quien quizás no volvamos a ver - es una exteriorización de una faceta de nuestro recurso de relación subconsciente y como tal está relacionada con nosotros vibratoriamente. Esta “relación” será placentera o no
dependiendo de la cualidad básica de nuestro “cuadro interno”.
Nosotros nos acostumbramos tanto a nuestros patrones de relación básicos que rara vez reconocemos su verdadero origen o cualidad. Simplemente reaccionamos, reaccionamos y reaccionamos. El Arte de la Relación Humana - el más grande de las artes - es la armonización de nuestras reacciones hacia la gente a fin de conducirnos a una percepción más y más clara del ideal que es el arquetipo de cada persona. Es verdad que la realidad de cualquier persona - para usted, en cualquier punto de su época evolutiva - es la cualidad de su reacción a la persona; altere su reacción y usted cambia la cualidad de la relación, para bien o para mal.
Esto no es simplemente una teoría; pruébelo usted mismo ensayando mentalmente sus propios cambios de cualidad reaccional hacia gente que ha figurado significativamente en su experiencia durante esta encarnación. ¿Amó usted profundamente a alguien para luego encontrar que su reacción se trocaba en un sentimiento de antipatía y aversión?.
¿Temió usted alguna vez a alguien y luego con una comprensión más clara llegó a considerarlo como un amigo estimable?. ¿Ha experimentado alguna vez una desintegración de congestión al volverse más comprensivo y amoroso hacia uno de sus padres o
hermanos?. ¿Odió usted alguna vez a alguien tan profundamente que sintiera el deseo de destruirlo o de hacerle daño en alguna forma drástica para luego experimentar un cambio de
corazón tan marcado (frase significativa) que lo condujera a un sentimiento de profundo respeto y admiración?. ¿Fue usted alguna vez en apariencia bastante diferente hacia alguien que figuraba en su experiencia por largo tiempo y luego sufrió un cambio de sentimiento tal que usted se enamoró y se casó con esa persona?. Todos estos tipos de cambios internos representan las realidades de la transformación de relación por la “modulación a octavas y
tonos diferentes” - y a patrones diferentes. El Amor-Sabiduría alimenta la realidad del arquetipo de todas las relaciones entre personas.
En esta disertación sobre la “complementación” no nos conciernen principalmente las casas del horóscopo; las casas son la descripción espacial (física) de experiencias y relaciones. Nos conciernen las cualidades vibratorias, las cualidades genéricas, el enfoque
de cualidades genéricas por los planetas y los patrones genéricos representados por los aspectos planetarios.
Procure preparar su mente dándole flexibilidad para este estudio: haga una copia de su mapa natal sin las cúspides de las casas; simplemente coloque los planetas en sus ubicaciones (relativamente) exactas en la rueda por el signo y grado de ubicación. Esto es para que usted tenga en mente los aspectos formados por los planetas entre sí. Ahora haga una lista de los regentes planetarios de los doce signos; sugiero: Marte para Aries, Venus para Tauro-Libra, Mercurio para Géminis-Virgo, la Luna para Cáncer, el Sol para Leo, Plutón para Escorpión, Júpiter para Sagitario, Saturno para Capricornio, Urano para Acuario, y Neptuno para Piscis. Apréndase esta lista para que esté familiarizado
perfectamente con ella. Ella es la regencia planetaria del zodíaco; aprenda también los dispositores planetarios del zodíaco; todos los planetas en Aries están dispositados por Marte, todos aquellos en Tauro-Libra están dispositados por Venus, aquellos en Géminis-
Virgo están dispositados por Mercurio, aquellos en Cáncer dispositados por la Luna, etcétera. En otras palabras, las planetas en un signo dado están dispositados por el regente de ese signo; el regente planetario de un signo dado disposita todos los planetas en ese signo. Adquiera fluidez sobre estos puntos.
Ahora, para mayor clarificación, encierre por un círculo todos los planetas en cada signo particular en la rueda “sin cúspides” que usted hizo. Esto da a su juicio una oportunidad de agrupar sus planetas por signo de ubicación, sin tener en cuenta la casa de
ubicación; haga una lista de sus planetas por ubicación del signo y ponga entre paréntesis cada grupo por el dispositor planetario; esta lista es la agrupación vibratoria de su horóscopo y debe aprendérsela concienzudamente. Ahora trace un diámetro en la rueda sin cúspides; el punto de arranque será el regente planetario de su horóscopo natal; el signo que contiene el punto opuesto es su signo de complementación; su regente (cualquier planeta
que sea) enfoca esa vibración y así es su vibración complementaria esencial. De ese modo vemos que el dispositor del regente de su Ascendente y el regente del signo opuesto al que contiene el regente de su Ascendente, son dos puntos básicos de sus patrones de complementación en esta encarnación. El signo que contiene su “planeta de complementación” y su regente serán la vibración principal calificadora de su complemento. Estudie el dispositor del regente de su Ascendente y su complemento planetario desde todo punto de vista concebible; en ellos se hallan los secretos internos de
su conciencia de relación en esta encarnación; ellos representan las vibraciones enfocadas o cuadro interno de “usted mismo” y el cuadro interno de su “otro yo”.
Ahora vamos a crear el primero de sus dos “mapas genéricos”. Este es derivado directamente de su Ascendente natal. Haga una copia de su horóscopo natal, correcta en todo detalle, usando como Ascendente la cúspide que aloja el signo que contiene el regente
de su Ascendente; no altere nada en la rueda; el signo que aparece ahora como Ascendente (conteniendo su regente natal en la duodécima o en la primera casa) es su Ascendente
vibratorio. El planeta que rige este signo es su regente vibratorio y su posición por signo, trino elemental (Fuego, Tierra, Aire, Agua), cruz estructural (cardinal, fija, mudable), y los aspectos planetarios da el cuerpo de reconocimiento interno de usted mismo; su regente
natal es lo “externo” de usted - como usted piensa de usted mismo conscientemente y como aparecerá usted directamente ante los otros. Recuerde que el regente de su Ascendente natal es proyectado en la rueda desde el Ascendente y por su casa de ubicación indica sus propios reconocimientos en términos de espacio-tiempo y actividad. El regente vibratorio no obstante, es proyectado del signo que rige y su relación con el cuerpo de la rueda es en términos de extensión de su propio signo de dignidad. Si el regente vibratorio está en el mismo elemento que el signo que rige (el signo Ascendente vibratorio), entonces es la expresión del Poder o del Amor o de la Sabiduría de su naturaleza interna que es enfocada para indicar su poder espiritual básico. Si el regente vibratorio está en un signo que se refiere a la misma cruz estructural perteneciente al signo que él rige, entonces él está
“cuadrado” o en “oposición” a su signo de dignidad y esto representa un punto crítico evolutivo análogo a los “puntos críticos” de las cuadraturas (o “cruces”) cardinal, fija y
mudable del Gran Mándala Abstracto.
Su mapa, como se halla ahora, (con el Ascendente vibratorio) es la variación genérica básica de su mapa natal. La calidad genérica del regente vibratorio, el signo en que se halla y la cualidad del dispositor servirán para identificar la cualidad genérica básica de
su mapa natal, puesto que esta variación es derivada de la posición del signo del regente del Ascendente natal. Sintetice cuidadosamente haciendo referencia al espectro genérico y
recuerde que esta variación no es un cuadro de su Ser como “varón” o como “hembra”; él es la masculinidad básica o la feminidad básica de su naturaleza interna. Puesto que esta
variación se deriva directamente del horóscopo natal, tome en consideración este pensamiento: ¿Qué casa en su mapa natal contiene su regente vibratorio?. Esta casa, cualquiera que fuera, describirá el foco físico o de “espacio-tiempo” de este florecimiento
vibratorio particular. En otras palabras, el “dónde y cuándo encontrará usted en su encarnación la perfección de esta cualidad interna básica de su naturaleza”. ¿Qué indica su mapa concerniente a esto?.
Si usted está suficientemente inclinado filosófica o psicológicamente (y naturalmente usted lo está o de lo contrario no estaría leyendo esto) reconocerá que usted y sólo usted es el factor determinante de sus experiencias de relación. Los filósofos por lo
general no labran ciegamente a través de sus encarnaciones, cometiendo repetidamente los mismos errores viejos en la misma forma anterior; ellos buscan la iluminación hacia el mejoramiento de sus condiciones internas y de ese modo aprenden cómo mejorar la cualidad de sus expresiones. Los filósofos no gastan su tiempo en inculpar o acusar a los otros porque ellos saben que no es la gente sino sus propias reacciones negativas las que causan su dolor. Así es que ahora, como filósofos, disfrutaremos del estudio del mapa
básico genérico tal como se presta para representar lo “interno” de nuestra conciencia de relación.
Otra variación.
Voltee (o haga otra copia) del mapa tal como aparece ahora como “básico genérico”, de manera que el signo opuesto al signo que contiene el regente natal aparezca como Ascendente. Esto es, o lo llamaremos, su “Ascendente de complementación”; su regente planetario es su “regente de complementación”.
Ahora, este planeta, cualquiera que sea, es la destilación de su conciencia de relación complementaria - hondo muy hondo. Es el retrato vibratorio esencial de su “otro yo” e inversamente, es el retrato del enemigo que usted lleva dentro de usted mismo; esta
“enemistad” está naturalmente modificada por los aspectos regenerados formados por este planeta, pero sus congestiones (cuadraturas y oposiciones), en la opinión del autor, es más
importante que se comprendan que cualquier otro factor de su constitución astrológica porque cada una de estas congestiones es la “paja en su propio ojo” por la cual usted ve el mal en el otro.
Cada congestión a este regente complementario representa realmente una ciega ignorancia profunda de un principio de Vida específico. Los estímulos a estas congestiones harán que “otras personas la hieran a usted intensamente” - sus reacciones a ellas por este estímulo, en diferentes momentos, es lo que usted siente cuando la Vida en su Sabiduría usa un bisturí para efectuar una pequeña operación quirúrgica de sus condiciones internas
congestionadas y cristalizadas. Mientras usted viva estos patrones reaccionando a ellos, sufrirá a través de sus reacciones a las personas representadas por los aspectos; pero cuando usted ilumina su conciencia respecto a la naturaleza del principio representado por este planeta articular, reconocerá que usted debe ajustarse conscientemente para hacer de este principio una expresión constructiva en su vida; al grado que usted lo haga, se “dará las manos internamente con el enemigo y lo hará su amigo”. El Gran Maestro dijo: “no resistas el mal”; “quiso decir El: “cese este enojo y agitación sobre lo que los otros hacen - gaste su
tiempo en enderezar su propia conciencia en conformidad”.
Se sugiere, ya que este punto particular es de importancia urgente, que haga un estudio tan detallado como le sea posible de este “regente complementario”. Estudie su ubicación y significación en relación con el Gran Mándala; estudie su significación
genérica, su significación de relación. ¿Qué representa como principio espiritual y desde el punto de vista kármico?. ¿Qué hizo usted en el pasado para crear los presentes aspectos
congestionados?. ¿Cuántas personas (cuyos mapas usted tiene) tienen “puntos” que  sincronizar con este planeta en su patrón?. ¿Cuál ha sido su influencia sobre ellos?. ¿Tiende usted a inculparlos por “hacerle cosas a usted” y volver la cara para hacerle lo mismo a
otros?. Nos parece que en ningún otro factor astrológico necesita el estudiante poner al descubierto sus pensamientos, sentimientos y reacciones, honesta y honradamente que en aquellos asuntos pertenecientes a este planeta particular.
Los mapas, por supuesto, varían considerablemente en cuanto concierne a cualidad vibratoria. Quizás este “regente complementario” en su mapa no tenga congestiones -
solamente sextiles y trinos; en tal caso se sugiere que compare este planeta con su “regente vibratorio”. ¿Cuál le ofrece la mayor “ventaja”, cuál representa la expresión más libre de Poder como Amor-Sabiduría, cuál actúa con mayor efectividad como “disolvente de cristalizaciones de congestiones”, cuál representa el principio del cual usted está mejor informado en su ser consciente, cuál representa con mayor claridad un ideal que usted pueda ver exteriorizado en otros, o un ideal que usted mismo exteriorice para los otros?.
Hay muchas preguntas que usted puede hacer de su Yo Superior relativas a estas cosas, pero deben hacerse con honradez - las excusas, las justificaciones de sí mismo y las inculpaciones no tienen lugar en esta clase de análisis. El “regente complementario” puede ser estudiado naturalmente de un factor adicional: La cualidad del planeta que lo deposita, ese planeta podría estar muy congestionado aún si el regente de complementación mismo
no lo está; si tal fuera el caso, entonces aprenda de sus relaciones (la buena exteriorización de otras personas) cómo tratar con esa congestión particular. Usted verá algo maravilloso en otras personas que a usted mismo le gustaría tener; trate de determinar lo que este
principio es y póngalo a funcionar en su vida diaria. Esto es lo que el “aprendizaje de la vida” significa realmente.
De modo que ahora tenemos el horóscopo natal y sus dos variaciones genéricas básicas. (Se sugiere hacer copias completas de los tres para referencia). Los signos cardinales enfocan la estructura de relación vibratoria y este enfoque está representado por las posiciones de los signos y los aspectos de los planetas estructurales: Marte, la Luna, Venus y Saturno. La agrupación genérica de los planetas servirá para determinar cuál de las
dos “variaciones” es el “mapa genérico masculino” y cuál es el “mapa genérico femenino” y de estas síntesis usted puede determinar la cualidad genérica de sus patrones de relaciones
básicos. ¿Cuáles relaciones enfocan sus expresiones masculinas y cuáles enfocan sus expresiones femeninas; cuáles enfocan sus patrones de reacción; qué clase de patrón de relación sirve para traerle sus más necesitadas lecciones espirituales; a cuál o cuáles dos contribuye usted naturalmente lo mejor de usted en amor y sabiduría?.
Uno llega a la comprensión de los valores astrológicos a través del estudio fuerte, la meditación, la observación y la experiencia; es imposible poner de una vez en palabras todos estos factores sutiles. Pero cuando un estudiante de astrología es a la vez un filósofo
que mantiene su mente receptiva a nuevas octavas de comprensión, él “enciende” su Sabiduría Interna poco a poco hasta elevar a la superficie de la conciencia niveles profundos de realización para la aplicación práctica. Nosotros nos hemos dado cuenta que
es inútil centralizar nuestra atención en la gente como “varón y como hembra” - el “proceso de repolarización” ha estado en efecto demasiado tiempo para hacer esencialmente válido este acercamiento. Estamos verificando que la verdad de las relaciones humanas es polaridad cósmica. La masculinidad y la feminidad - “expresión y reflexión” - son expresadas por toda la gente, no importa sus cuerpos físicos y sus propósitos y sus capacidades generadoras.
Por tanto, si nos ponemos claramente alertas a los valores simbólicos de Marte, la Luna, Venus, Saturno y los otros cuerpos planetarios que enfocan el valor genérico de los signos zodiacales, veremos en todo el horóscopo la masculinidad-feminidad de todo ser humano. Debemos aprender - es nuestro propósito principal aquí - las formas de expresar y reflejar los Principios Genéricos de la Vida; nuestra “escuela” es la Humanidad; nuestros “salones de clase” son la suma total de todas nuestras experiencias de relación como varón y como hembra en todas nuestras encarnaciones. Nada menos que esto podría proveer pábulo para la completa realización del ideal humano.

***

del libro " Estudios de Astrología IX ", de Elman Bacher

*

No hay comentarios:

Publicar un comentario